Propietaria de Silken Oil y 4 hijos

La propietaria de Silken Oil se enamoró del arroz cuando conoció a su marido, quien creció en una familia que siempre había estado ligada a dicho sector. Hoy tiene 4 hijos y es la fundadora de esta iniciativa empresarial.

De la mano de su marido Ana conoció los  campos, los productores, aprende a distinguir los diferentes tipos de arroz. Aprende a amarlo y  comparte con su marido la pasión por el arroz. Él desde pequeño tenía el convencimiento de que en el arroz había algo muy beneficioso para la piel.

silken-oil-working-mamma-world1 (1)

Años después, tras mucho estudio e investigación, descubrió el secreto que el arroz guarda en el germen: un aceite con potentísimos nutrientes para la piel. Se lo regala a su mujer y ella decide compartirlo con sus amigas. Así se gestó y nació Silken Oil.

 WMW.- ¿Qué hace SILKENOIL para ayudar a sus trabajadoras a conciliar vida laboral y familiar?
Ana- Permitimos una conciliación laboral total,  cada una de las mujeres que colabora con la empresa, organiza su horario en función de sus necesidades familiares.
WMW.- Contratar mujeres jóvenes que quieran crear una familia, ¿supone un hándicap? 
 Ana- Por supuesto que no, nuestra compatibilidad de horarios nos hace estar abiertos a cada etapa de la vida de la mujer.
WMW.- ¿Cómo has hecho para ejercer de empresaria, emprendedora y madre?
Ana- No te voy a mentir, hay momentos difíciles, he conseguido compatibilizar bastante mi vida privada  y profesional. Mis hijos son felices de colaborar con nosotros y crecen viendo el proyecto como suyo.

WMW.- ¿Crees en el emprendimiento como la salida ideal para la conciliación?
Ana- Sin duda, creo que es la mejor forma de poder organizar tu trabajo  sin prescindir de la parte mas importante que es mi familia la cual me impulsa a luchar cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *