María, creadora de Alfombras Étnicas y madre de tres hijos

Conocí a María gracias Mar, nuestra querida Mar de Miss Camisones, recibí un whats app que decía: “Tienes que conocer a María” y , como todo lo que Mar dice, o toca, una maravilla. Conecté en seguida con ella, es un cielo, y con unas ganas y una vitalidad arrolladora.

María Ibañez Gabilondo es madre de tres niños, jovencísima, y emprendedora con Alfombras Étnicas, una marca muy MUY emergente de alfombras, cojines y pufs étnicos, pero étnicos de verdad, y es que María, actualmente vive en Chile y recorre los pueblos de los indígenas en busca de las mejores y mas preciosas alfombras.

Autenticidad en estado puro, con unos colores únicos y un “no se qué que qué se yo” que hace que quieras todos los modelos ya en tu casa, porque, para colmo, de precio son geniales.

Necesitaba entrevistarla…así que pasen y descubran a María y su mundo de colores.alfombras-etnicas-maria-coco-y-manuela-1

-¿Qué se siente al irte “cargada” con toda la familia a un país tan lejano?

En el momento en el que nos fuimos a vivir a Chile teníamos dos niños de uno y dos años y medio, la verdad es que me imaginaba que no les costaría adaptarse y así fue. Los niños (los míos al menos) viven en el momento y disfrutan de lo que tienen. Lo que me costó más, mucho más, fue la sensación de privar a la familia de disfrutar de los niños. Entonces eran los únicos nietos y me sentí fatal de llevarlos tan lejos… Me sigue costando cada vez que nos despedimos, pero también tengo la tranquilidad de que para nuestra familia lo mejor es estar juntos los cinco (¡en este tiempo ha llegado también una niña!).

-¿Qué tal es tu día a día allí?

Muy bien, estoy muy contenta. Chile es un buen sitio para tener niños pequeños y para alfombras-etnicas-coco-y-manuela-1emprender. El tema de las alfombras me ha permitido conocer zonas en las que de otra manera no hubiera entrado y que me han encantado, quizás no sean bonitas, pero tienen el encanto de ser un Chile mucho más auténtico del que vivo en mi barrio, que es residencial y muy familiar.

Por otro lado, hemos hecho nuevos y muy buenos amigos y hemos tenido oportunidad de viajar a sitios muy especiales.

– ¿Y el de tus hijos?

Chile es país, como dirían ellos, muy “amoroso” con los niños. Es una gozada cómo los reciben siempre. En España tengo que ir disculpándome por ir con tres menores de cinco años mientras que aquí en cuanto me ven entrar ya están sacando una trona o los juguetes que fueron de sus hijos. También ha sido muy positivo para ellos ver que hay más mundos que el que conocían, hacemos bastante vida con gente de distintos países y ya entienden que dependiendo de dónde sean hablan un idioma u otro, que por la tarde no podemos llamar a los abuelos porque allí ya es de noche o que cuando salimos de aquí en verano llegamos a España en invierno.

-Y llegó el momento de tu idea: Alfombras Étnicas, cuéntanos como fue lanzarte a la piscina.

En el momento en el que comencé lo de las alfombras tenía mi casa como un bazar hippie, llena de alfombras porque cada vez que viajábamos veía una que me gustaba más que las que tenía y sí o sí me la tenía que llevar. Además de en el suelo tenía sobre el sofá, a los pies de la cama… Pero llegó un momento en el que no entraba una más. Era diciembre e íbamos a viajar a España en navidad, les pregunté a mis amigas si comprarían, me dijeron que sí y llené las maletas. Mis amigas compraron alguna, pero las de mi hermana las fichaban todas como regalo de boda e incluso alguna persona desconocida me contactó interesada. En febrero murió mi abuela, un referente de mujer trabajadora ,y viajé a su funeral con mi hija de 6 meses y las maletas de ambas cargadas de alfombras. Viendo que funcionaba lo hice oficial, viajé y elegí las alfombras más bonitas y mejor terminadas del norte de Chile, Perú y Bolivia. Hice una importación y la verdad es que están gustando muchísimo no sólo en España sino también en los países nórdicos, que dan un toque de color y artesanía a ambientes más minimalistas donde sólo entran materiales naturales.alfombras-etnicas-coco-y-manuela-3

– Nosotras ya somos muy muy fans de tus alfombras, pero, nadie mejor que tú para contarnos qué tienen de especial.

Me gusta decir que las alfombras son únicas y que cuentan historias. Estas alfombras son el resultado de varios procesos muy artesanales, la lana es de las ovejas que viven a más de 3000 metros de altura, se carda y tiñe con pigmentos naturales (usan tanto rojo, alfombras-etnicas-coco-y-manuela-4naranja y rosa porque en estas zonas abundan las pencas, una especie de cactus, donde se dan los pulgones, de los que se consigue un pigmento rojizo) y se teje en las casas particulares o cabañas de los indígenas. Sentados en el suelo atan el telar de madera a un palo y van tejiendo, muchas veces improvisando el diseño. En algunas alfombras de repente te encuentras en una esquina un corazón, unas iniciales, el dibujo de una niña o una llama, símbolos… No hay dos alfombras iguales, ni en colores ni en medida.

 – ¡Y si no fuera poco…cojines! Cuéntanos…

Estas alfombras se tejen en las cabañas donde viven, con niños alrededor y muchas veces a la luz de las velas. Algunas traían algunas manchas que no conseguía sacar, así que se me ocurrió hacer cojines. Me costó un montón dar con el taller que me lo hiciera pero finalmente lo conseguí y el resultado es maravilloso. Ahora busco algunos telares más finos o con un dibujo más menudo para el frente, siempre artesanales y siguiendo la misma técnica. De momento tengo dos tamaños, de 70x40cms para el sofá o la cama y de 80x80cm para el suelo. Estos últimos son muy agradables para relajarse con un libro, para recibir de forma informal invitados o para las casas con niños donde se hace mucha vida cerca del suelo.

– Visitar a los indígenas, conocer su estilo de vida…¿Qué has aprendido de ellos?

¡Me queda mucho por aprender! Pero lo que me sorprende muchísimo siempre es lo sonrientes y lo educados que son habiendo recibido tan poca formación. ¡Cuidan muchísimo las formas y el trato con ellos siempre es muy agradable! También me alucina su capacidad diseñar, creo que se inspiran mucho en la naturaleza y en el folklore de su cultura y así consiguen combinaciones de colores muy atrevidas y maravillosas.alfombras-etnicas-coco-y-manuela-5

– Si entramos en materia de conciliación…que diferencias encuentras entre Chile y España?

Aquí creo extrapolar mi experiencia a la de Chile en general no sería justo. Dicho esto, me parece que en “mi Chile” el sistema está más orientado al niño y a sus necesidades que a las de los padres. Mis hijos de 3 y 4 años van a la guardería hasta las 13h y en esta guardería no hay posibilidad de alargar. Para los niños es muy agradable y les permite disfrutar de la tarde, ir al parque y hacer actividades extraescolares. Para los padres es complicado compaginar este horario, para poder emprender o trabajar es necesario contar con apoyo extra ya sea de los abuelos, que igual que en España aquí están al pie del cañón o de cuidadoras de niños.  Por otro lado, en Chile hay baja prenatal seis semanas antes de la fecha de parto y 24 semanas (unos seis meses) después.

¿Y lo que me llama la atención? En Chile me parece que el tema de los roles se parece al de España hace décadas, la mujer se ocupa mucho más de los niños y algo que me llamó mucho la atención fue que a los cumpleaños de los niños de la guardería no iban padres, sólo las mamás.

– Y tu opinión acerca de este tema?

Es complejo, creo que hay que lograr un equilibrio entre el bienestar de los niños y el facilitar a los padres que puedan trabajar. Yo estoy muy contenta siendo emprendedora, trabajo muchas horas al día pero puedo organizarme. Además, mi súper móvil con más memoria que un elefante viene conmigo a todas partes. Es como mi oficina, lo tengo todo ahí: todas las fotos y medidas de las alfombras y cojines, las redes sociales, el mail y whatsapp para hablar con los clientes…  Suelo estar durante las extraescolares o en el parque siempre enganchada. A veces demasiado, ¡tengo que lograr yo también un equilibrio!alfombras-etnicas-coco-y-manuela-2

4 Comments

  1. Mar Alcalá d lima septiembre 27, 2016

    Me ha encantado la entrevista!
    Conozco a María desde pequeña ya que somos muy amigos de sus padres.
    La admiro muchísimo por la capacidad que tiene de trabajo, y con tres niños pequeños, siempre con una sonrisa y una palabra agradable.
    Estoy segura que llegara lejos.
    Este verano tuve la suerte de hacer un pop up de alfombras y camisones y me impactó la forma de trabajar, no paró un segundo!
    Un beso fuerte para María y para vosotras!

    Responder
    • cocoymanuela septiembre 27, 2016

      Muchísimas gracias Mar por tus palabras! La verdad es que nos ha encantado publicar esta entrevista. Mujeres de bandera como tú sobre las que da gusto leer.
      Un beso grande también para ti

      Responder
  2. Jenina septiembre 29, 2016

    “Tribus indígenas” jajajaja, no hay tribus indigenas en el altiplano de Chile, Perú y Bolivia, son pueblos con casas normales, con menos comodidades pero casas, no son poblados como los de los masai en África. Seguramente núnca has estado por la zona y por eso tu error, podrías corregirlo?

    Responder
    • cocoymanuela septiembre 30, 2016

      Hola Jenia,

      Efectivamente, nunca he tenido el placer de estar por ahí, por ello la entrevista a María me pareció tan apasionante y su testimonio digno de compartir.

      Corregimos, gracias por el apunte.
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *