El día de la Comunión: I Parte

En plena temporada de la que es la celebración infantil por excelencia hemos querido llevar a cabo la realización de una editorial que representa uno de los momentos más importantes en la vida de nuestros hijos: el día de su Comunión.

Sin peinar, descalzas y en un entorno de aires casi amazónicos, las niñas inventan sus juegos, rompen la piñata con ramas y se sirven tarta ellas mismas con las manos. De forma austera,  prescindiendo de toda pose o exceso ornamental, hemos querido reflexionar sobre el sentido de esta celebración, su verdadero significado, y sobre cuál sería la forma más sensata de acometerla en nuestras familias para que lo importante de este día no quede ensombrecido por interminables torres de regalos y los más espectaculares fuegos artificiales.

La madre va vestida de Balmaseda con una blusa de organza con mangas abullonadas y un pantalón con brocados. Los pendientes son de Lugano Cute. La niña de comunión lleva un vestido de Marvin Kids y corona de flores de Los Peñotes.

Los vestidos amarillos con flores azules y blancas de las niñas son de Lia Baby.  Toda la deco es de Los Peñotes.

Vestido de Marvin Kids y cesto de Los Peñotes.

Vestidos de Lia Baby.

Camisa y pantalones de Balmaseda Concept Store.

La fotografía es de Isabel Blanco, de Burondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *