El Día de la Mujer Trabajadora y las magdalenas del desayuno

Dia de la Mujer trabajadora Coco y Manuela

El día que no lo celebremos será una buena noticia, será sinónimo de que hemos logrado una igualdad real.

Cuando hablamos de igualdad real, no nos referimos a la que contempla que los semáforos lleven falda, sino a aquella en la que los salarios de un hombre y una mujer sean iguales en el mismo puesto de trabajo. Es una igualdad en la que pedir una reducción de jornada o un ajuste de horas por cuidado de los hijos no nos suponga un mal trago o un mal rato, igualdad es ser iguales en derechos y obligaciones aunque tengamos naturaleza diferente. De hecho, el ser mujer y madre suele otorgar “una buena capacidad de gestión y resolución de problemas”,  afirmaba la directora de marketing de Suárez a Coco y Manuela.
Y, de otra manera, también deberíamos acordarnos en el día de hoy de los hombres, de los que viven con nosotras. En nuestro caso, sin la ayuda de nuestros maridos sería imposible ejercer nuestras profesiones e incluso escribir en este site. Como dice la periodista África Baeta su entrevista  “tener un buen compañero es otro de los secretos del éxito”.
Realizarse profesionalmente provoca una satisfacción increíble, pero te tienen que dejar hacerlo.

“Lo cierto es que por mucho que pasen las jornadas, y esta rutina se repita como en el día de la marmota, el momento de salir de casa por la mañana y dejar a Coco en la cocina mientras desayuna, me sigue costando un esfuerzo terrible. Antes se quedaba llorando, ahora, resignada, todas las mañanas me pregunta mientras machaca uno de sus amados sobaditos pasiegos -¿Mamá viene amm?, lo que significa ¿Mamá vienes a comer?, y qué le voy a contestar a la criatura, pues que sí. Y así lo hago, tengo una hora y media para comer y tardo una hora y diez en ir y volver, eso quiere decir que como en 20 minutos con ella en brazos. Y, qué quieres que te diga, es una paliza (y más ahora con el embarazo a cuestas) pero es de los mejores momentos del día.”

Somos madres y mujeres trabajadoras, en ese orden. Priorizamos el primer aspecto sobre el segundo, ambos complementarios, y luchamos cada día para que no sean excluyentes.

Leer las entrevistas de Coco y Manuela a madres trabajadoras 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *