Actriz, presentadora, empresaria y madre

Verónica Mengod. Actriz, presentadora y empresaria. Dos hijos y un nieto.

veronica1 (2)

Comercializa cruceros de lujo por las Maldivas, su propia línea premium de pizzas congeladas Villa Mengotti, y ahora lidera un proyecto gastronómico que promete: Diez y Medio, un restaurante en la Carretera de la Coruña especializado en carnes a la brasa y emplazado en un elegante complejo con jardines, ideal para banquetes y celebraciones de todo tipo.

WMW-  En tus años más activos como presentadora y actriz, ¿cómo te apañabas para hacer compatible pasar tiempo con tus hijos y los horarios de rodaje?    

Es un trabajo muy anárquico. Una semana estás a tope, otra grabas dos días y, de repente, unos meses sin trabajo hasta empezar siguiente proyecto. Te acostumbras a vivir el día a día y a improvisar.

” Cuando estás con tu familia lo aprovechas a tope, pero siempre cenábamos juntos y nos contábamos todo, para esto sí que he tenido que dejar a un lado algunos proyectos como el teatro, para mí era incompatible con mi vida familiar”.

WMW- ¿Crees que es posible conciliar vida familiar y laboral sin renunciar al éxito profesional?

Es complicado, pero no imposible. Está claro que todo no se puede hacer porque las horas del día son las que son. Yo en mi caso seleccioné y elegí las series y presentar programas para tener un horario que me permitiera estar a partir de las 20.00 en casa y dejé a un lado el teatro, ya que vives al contrario que tu familia y tienes que viajar mucho.

WMW- Yates Maldivas, Villa Mengoti, Diez y Medio y madre. 

Mi cabeza esta siempre pensando en hacer cosas, y la verdad es que tengo facilidad para reinventarme y apasionarme por diferentes proyectos. Lo de Maldivas es un hobbie, viajar, convertido en negocio. En el espacio de eventos, entramos en  Diez y Medio como unos  socios más y yo me enamoré del sitio.

WMV- ¿Qué crees que podemos mejorar en políticas de conciliación para madres de familia?

Deberíamos ayudar a las mujeres, poner horarios especiales para ellas sin ser menores pero que pudieran llegar a sus casas a las 18.00 para poder disfrutar de sus hijos. En lo que se refiere a las empresas, las grandes deberían tener espacios para que los hijos de los empleados pudiesen estar mientras sus padres trabajan. Lo perfecto sería jornada intensiva para que tuviéramos tiempo para familia y ocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *